Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/6/d426210623/htdocs/app426320176/wp-content/themes/suffusion/functions/media.php on line 666

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/6/d426210623/htdocs/app426320176/wp-content/themes/suffusion/functions/media.php on line 671

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/6/d426210623/htdocs/app426320176/wp-content/themes/suffusion/functions/media.php on line 684

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/6/d426210623/htdocs/app426320176/wp-content/themes/suffusion/functions/media.php on line 689

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/6/d426210623/htdocs/app426320176/wp-content/themes/suffusion/functions/media.php on line 694
Miomas o Fibromas Uterinos – Genesis Clinica de la Mujer
Jul 102012
 

Forma y Posición del Útero

El útero normal es un órgano fibromuscular hueco que usualmente se ubica en la parte más inferior del abdomen, conocida como pelvis. Tiene 3 partes principales:

  • el cuello o cervix, que está al fondo de la vagina y es  fibroso, permite el paso de los espermatozoides para la fecundación y retiene al feto durante la gestación;
  • el cuerpo que es predominantemente muscular, aloja  y nutre el embrión y el feto en el embarazo normal;
  • y las trompas de Falopio que por estar en contacto con los ovarios permiten la entrada del óvulo para ser fecundado.

 

El tamaño y forma normal del utero de una mujer que no ha tenido embarazos, es como el de una pera; en una mujer que ha tenido hijos es un poco más grande. Está ubicado adelante del recto y por detras y un poco arriba de la vejiga; y su fondo se inclina hacia adelante. Esta posición explica porqué el embarazo y  las anormalidades del útero pueden dar síntomas relacionados con el recto y la vejiga.

 

Fibromas, Miomas o Leiomiomas

Los tumores benignos (no cancerosos) conocidos como fibromas o miomas, propiamente llamados leiomiomas (tumores originados de las células de músculo liso del útero) son un hallazgo muy frecuente en mujeres en edad reproductiva (entre la primera y la última regla). Son muy raros antes de los 20 años; entre los 30 y 40 años son frecuentes, los presentan un 40% de las mujeres;  pero sólo en la mitad de los casos causan molestias. A los 50 años se estima que el 70% de las mujeres blancas, asiáticas y latinas tendrán miomas y más del 80% de las afroamericanas. Según un estudio del American Congress of Obstetricians and Gynecologists  de Octubre 2009, el 41% de todas las histerectomías (extirpación del útero) se debe a miomas.

Los fibromas o miomas son más propensos a crecer y causar síntomas en mujeres que no han tenido hijos; otros factores de riesgo incluyen: primera regla a una edad temprana, pocos hijos, obesidad y en algunos estudios una dieta alta en grasas. Las mujeres afroamericanas tienden a tener más fibromas, a desarrollarlos a menor edad y en mayores tamaños.

Las causas no se conocen, pero se sabe que hay relación con los estrógenos propios de la mujer,  no se ha explicado aun porque algunas mujeres los desarrollan y otras no.

En la mayor parte de mujeres los leiomiomas son multiples, aunque puede haber uno sólo. Usualmente son de crecimiento lento y no alcanzan un gran tamaño y generalmente después de la última regla (menopausia) disminuyen de talla. Sin embargo en algunos casos pueden llegar a crecer hasta llenar el útero, la pelvis o incluso todo el abdomen. De acuerdo a lo anterior, un mioma único que crece muy rápidamente y especialmente alrededor de la menopausia debe dar la alarma de un probable cáncer (leiomiosarcoma).

El útero tiene una capa mucosa interna o endometrio, una intermedia o muscular y una que lo cubre externamente llamada serosa. Los fibromas siempre se desarrollan a partir de la capa intermedia, pero pueden ubicarse más cerca de las otras, así se clasifican en:

  • Submucosos, frecuentemente provocan sangrados menstruales intensos
  • Intramurales, no dan síntomas hasta que crecen y causan presión en los otros organos
  • Subserosos, generalmente no da molestias, pero tienden a confundirse con tumores ováricos
  • Pedúnculados, Con un tallo, pueden sobresalir a la cavidad uterina,  hacia la vagina y  hacia la pelvis (cuando crecen en la parte externa del útero). Al crecer presentan el riesgo de retorcerse y bloquear la circulación del tumor, causando la muerte del tumor provocando una emergencia que necesita cirugía.

Consideramos importante mostrarte donde y como se presentan estos tumores, los más frecuentes en mujeres. En el siguiente post vamos a explorar los síntomas que producen, los examenes y los diferentes tratamientos disponibles.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)